Los masajes eroticos y Oriente - Nanporo Kanjo

masajes eroticos barcelona

¿Dónde se dan los mejores masajes eroticos del mundo?

Si tuviéramos que decidir una zona geográfica para recibir un buen masaje erótico, no hay duda que viajaríamos hasta tierras orientales. Allí hace años (centenares, de hecho) que dominan la técnica y que son expertos en el placer a través de los masajes. Y, si tuviéramos que elegir un solo país, quizá este sería Tailandia, conocido por sus masajes con “final feliz” y por tener un amplio sector de la población dedicado a ello. Si alguna vez habéis viajado hasta allí lo podréis corroborar: hay centros de masajes en cada esquina con múltiples técnicas y ofertas para que cada persona pueda encontrar aquel que le vaya mejor .

Barcelona, ciudad de placer

Pero no os preocupéis: no hace falta ir hasta Tailandia para poder disfrutar de algo así. Hoy en día, gracias al movimiento global y la transmisión fácil de conocimiento, los masajes milenarios han llegado hasta nuestras tierras, por lo que no es difícil encontrar en grandes ciudades a expertas masajistas que dominen este buen arte. Sin ir más lejos, en Barcelona mismo la oferta es muy amplia.

La ciudad condal se ha convertido en una de las grandes referentes en cuanto a erotismo . Famosos son ya los distintos festivales y salones eróticos que se ofrecen, pero más aún si vemos la cantidad de servicios vinculados al mundo del masaje. Pensad que, al ser una ciudad llena de eventos internacionales es normal que se busque tener una amplia oferta, por lo que muchas chicas han aprovechado la oportunidad para poner su local, ofrecer servicios a domicilio o incluso iniciarse en las grandes técnicas del placer oriental como el masaje tántrico.

Cómo dar un buen masaje erótico

Dar un masaje parece fácil pero no lo es. Es decir: si, de acuerdo, todos podemos simular que damos uno o intentar hacerlo bien, pero si no se tiene conocimiento, difícilmente encontrarás los puntos clave para conseguir el efecto deseado.

Sabiendo que hay esta falta de formación, son muchos los centros que han empezado a dar clases prácticas, en donde puedes ir solo o acompañado de tu pareja. De todas formas, cuando se recibe un masaje erótico hay dos puntos clave fundamentales:

La experiencia de la masajista

Si alguna vez te has dejado tocar por un o una masajista erótico profesional, notarás la diferencia. Cuanta más experiencia se tenga sobre el terreno, más y mejor será el masaje. Es de pura lógica, pero vale la pena recordarlo. Normalmente los centros especializados ya cuentan con profesionales que dominan perfectamente todas estas técnicas, por lo que sólo hace falta ir y ponerse cómodo para empezar a disfrutar como dios manda.

Si quieres, lo que puedes hacer también es comprobar previamente en la página web (si es que la hay, que suponemos que sí) cuales son los tipos de masajes que se ofrecen y quien los imparte. A veces nos quedamos con el masaje básico y no somos conscientes de la cantidad de cosas que nos estamos perdiendo por no habernos informado antes.

masajes orientales

También se nota mucho la experiencia de la masajista cuando la vemos haciendo uso de los aceites o materiales para hacer masajes: hay un montón de productos que pueden ayudar a dar un efecto importante, pero claro, hay que conocerlos. No es lo mismo un aceite de rosas que uno de almendras: cada uno servirá para una cosa diferente, aunque los dos tengan mucha similitud. Solo una mano experta sabrá que escoger en cada caso y adaptarlo tanto a las necesidades de placer como a las necesidades según el tipo de piel.

Crear el ambiente ideal

Otra cosa muy importante es la creación del espacio adecuado. Según profesionales de eMasajesbarcelona, hay algunas cosas que deberíamos tener en cuenta, por ejemplo:

- La luz no puede ser muy estridente, se pierde toda la magia. Eso sí, tampoco podemos estar completamente a oscuras. La mayoría de locales lo que hacen es poner velas o bien una luz eléctrica rebajada de potencia para dar un efecto tenue.

- La música de ambiente : esto es opcional, pero se suele usar mucho. Cuando no hay ningún tipo de música la sensación que puede dar es muy tensa. Por eso se recomienda poner música de ambiente (instrumental y calmada) para dar un efecto más agradable y no caer en esta evitable tensión.

- La higiene del lugar: si vas a un local profesional esto ya es evidente y no hace falta recordarlo (desconfía de cualquier sitio que no esté limpio ni cumpla con las medidas de higiene básicas) pero también es importante pensar en ello si estamos en casa (tanto si el masaje lo damos nosotros como si hacemos venir a una profesional). Sábanas y cojines limpios es, por ejemplo, el punto más básico.

masajes eroticos

- Climatización: aunque esté ahora en cuarta posición, la climatización es uno de los aspectos más importantes a la hora de dar o recibir un masaje erótico. Estar desnudos provoca que tengamos frío, por lo que la temperatura de la sala debe ser alta para poder estar cómodos. Si es verano se puede poner aire acondicionado, pero a muy poca potencia, pues nos podíamos resfriar fácilmente.

Técnicas orientales: descubre la gran variedad existente

Por suerte para los amantes de los masajes, la cantidad existente es muy alta y la oferta parece no acabarse nunca. Masaje trébol, Santai Tantra, Nirvana… todos ellos y muchos más son los que podemos recibir siempre que nos plazca, la mayoría de ellos basados en técnicas orientales milenarias que se han podido mantener hasta día de hoy . De entre tos los que hay hemos seleccionado dos a modo de ejemplo:

Masaje tántrico

Seguramente habréis oído hablar de este tipo de masaje erótico, puesto que en los últimos años se ha hecho muy popular y la demanda ha crecido ampliamente.

Se trata de un masaje oriental prácticamente genital que consiste en perseguir el control del placer. Es decir: se intenta que la persona pueda notar mucho placer (placer máximo, incluso podíamos decir) sin que ello provoque un orgasmo y, por tanto, una eyaculación. Cuando esto se consigue se llega a un estado en donde mente y cuerpo se encuentran muy unidos y, por tanto, se podría decir que se llega a un estado superior.

Se trata de un tipo de masaje muy espiritual. Si os queréis iniciar a ello os recomendamos que lo hagáis con calma y de la mano de personas profesionales que os puedan guiar para conseguirlo, como las de Angelsmasajes. Es bastante difícil conseguirlo a la primera (de hecho, ni a la segunda), ya que requiere que poco a poco se vaya cambiando el concepto de placer en nuestra mente. Aún así, conseguirlo tiene su recompensa: llegar a un estado mental de placer superior, más allá de lo terrenal y común.

Masaje thai

Poca presentación hace falta del masaje tailandés. Se trata de un masaje que se hace prácticamente en todo el cuerpo y que permite relajarlo o actuar en zonas en donde haya algún conflicto (dolor, tensión, etc.) Habitualmente no se usan aceites, aunque la cosa ha ido transformándose con el paso de los años y las técnicas.

La variante más conocida es la que ofrece “final feliz”, que es cuando se llega al orgasmo una vez se ha terminado . Este tipo es uno de los más solicitados en los centros de masaje de nuestro país, y también una de las causas más habituales de lo que se llama “turismo erótico y sexual”, pues son muchas las personas que viajan hasta allí para vivirlo en primera persona.

Ventajas de los masajes eróticos

El poder disfrutar de un masaje erótico aporta muchos beneficios a las personas. El primero y más importante es la descarga sexual que se recibe, que permite regular mejor el cuerpo; pero también hay otros factores, como la relajación mental, el poder dormir mejor, el de frenar un poco el estrés que provoca nuestro día a día laboral, etc.

Disfrutarlos en pareja

Y otra ventaja es, sin duda, el poder disfrutarlos con tu pareja. Asistir juntos a un masaje erótico es una experiencia que no solo os gustará sino que además ayudará a crear vínculos sexuales más fuertes y conocer mejor tanto tu cuerpo como el de tu pareja, descubriendo puntos nuevos de placer y nuevas formas de conseguirlo.

Podéis iniciaros vosotros mismos o bien (opción recomendada) acudir a un centro de masajes profesionales para acogerse a las ofertas existentes. También, claro, hay la opción de hacer venir la masajista en vuestra casa: no hay un entorno más confortable, ¿no?